Compartir

El deseo es el fuego que mantiene la vida. No obstante, un fuego desbocado es fuente de destrucción y de aflicción para todo ser vivo. El budismo zen alienta la simplicidad voluntaria, una nueva cultura del deseo. Con Dokushô Villalba Viernes 1 de diciembre 2017

Desde Comunidad Budista Soto Zen

Compartir

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*